Te quisiera tener aquí al lado. Estoy cansada. Me duele todo el cuerpo. Y entre tus brazos sé que encontraría descanso… Dormir abrazada a ti, con tus dedos enredados en mi pelo y con prohibición de pijamas. Ven aquí, anda.

(Source: indirectas)